10 noviembre 2008

OBAMANIA


A nuestra compañera María José Merlos le ha parecido muy interesante este artículo aparecido este fin de semana en el periódico "La Verdad" (http://www.laverdad.es/murcia/20081107/mundo/presidente-internet-20081107.html)`y quiere compartirlo con todos nosotros. Puedes dejar tu comentario más abajo...



RELEVO EN LA PRESIDENCIA DE EE UU
El presidente de la era Internet
La red ha sido una de las armas mejor utilizadas por Obama para llegar hasta la Casa Blanca

07.11.08 -


CARLOS ZAHUMENSZKY




Ni la televisión, ni los mítines, ni los periódicos. La nueva gran arma propagandística para impulsar una carrera política es internet. El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, lo sabe bien y ello le ha valido el haberse convertido en el primer presidente negro de la historia de Estados Unidos. La victoria de Obama no sólo se explica por Internet, pero todos los analistas coinciden en destacar que el candidato demócrata ha sido quien con más acierto ha sabido sacar provecho a las herramientas de promoción que ofrece la red mundial.

Cuando apenas empezaba a sonar el nombre de Obama para las primarias, partidarios del demócrata ya se encargaban de recabar apoyo mediante grupos y causas en la red social Facebook. Al término de la campaña, el perfil de Obama en Facebook ya contaba con casi dos millones y medio de personas que se declararon amigas del candidato. El gabinete demócrata no tardó en ver las posibilidades de estas webs y Obama se convirtió en el primer candidato en tener una página personal en Myspace.

Lejos de ser una web estática o sólo por la obligación de figurar, los partidarios de Obama y sus simpatizantes se encargaron de generar toda clase de contenidos en my.barackobama.com, desde foros, boletines y blogs hasta círculos de amigos y campañas paralelas. La eficiencia de estas redes a la hora de llegar a un público joven se ha demostrado al término de la campaña, cuando las encuestas aseguraban que el 60% de los usuarios de Myspace en edad de votar eran simpatizantes del demócrata.

Otro claro ejemplo del poder que ha tenido internet en estas presidenciales ha sido el éxito de la canción «Yes, we can» ,del miembro de los Black Eyed, Peas Will.I.Am. El tema en apoyo de Obama fue visto por más de 12 millones de personas en Youtube. A su creador le ha valido un premio Grammy y a Obama le ha servido de efectivo himno extraoficial para su campaña.

Al tiempo que sirve para difundir ideas positivas, Internet es también, desgraciadamente, el medio ideal para propagar todo tipo de mentiras. Incluso en este sentido, el gabinete demócrata ha sabido defenderse poniendo en marcha una web llamada Stopthesmears (parar las calumnias). En ella, el partido demócrata se ha dedicado a desmentir de manera oficial las numerosas calumnias y descréditos que han circulado sobre la figura de Obama, como su presunta conexión con grupos islamistas radicales.

Con todo, no siempre es posible parar todas las amenazas y Obama es el involuntario protagonista estos días de una campaña de Spam. Un grupo de Hackers de origen ucraniano ha aprovechado el tirón mediático para difundir correos basura que llegan de la dirección news@president.com. El enlace de estos correos lleva a una web falsa donde el ordenador se infecta con un virus tipo troyano cuya función es robar contraseñas del ordenador infectado.

Aparte del buen uso de Internet como arma de comunicación, la red se he descubierto como una efectiva herramienta de financiación gracias a las donaciones online. El pionero en usar con éxito este sistema fue el candidato demócrata Howard Dean, que se presentó a las primarias en 2004. El gabinete demócrata retomó el ejemplo de Dean y lo llevó hasta sus últimas consecuencias.

Millones de e-mails solicitando ayuda económica a la candidatura de Obama fueron calando entre una población joven, habituada al uso de nuevas tecnologías y emocionada ante la figura mediática del candidato. Sólo en septiembre de este año, el equipo de Obama consiguió recaudar 150 millones de dólares para su campaña mediante pequeñas donaciones online de particulares. El candidato demócrata ha logrado así nada menos que 400 millones de dólares. Decenas de millones por delante de sus rivales, que trataron de imitar el modelo Obama cuando ya era tarde.

Ahora, con la campaña ya terminada, el presidente digital ha tenido el acierto de no olvidar a los cibervotantes que le han dado la victoria. La página oficial de Obama sigue siendo un hervidero de visitas. En ella el flamante presidente agradece a los votantes su apoyo y va desgranando, poco a poco, los nombres de los que compondrán su gabinete. La política 2.0 ha llegado para quedarse.

1 comentario:

Ana Garijo Serrano dijo...

A mi también e ha conquistado el YES WE CAN,.. y ahora me animo gritándolo.

A ver qué tal le va como presidente porque hemos puesto mucha ilusión en él...

1 abrazo.