12 enero 2007

SOBRE LOS ALEJANDROS

Antonio Segovia
Me estremece tanto como ver las fotos bellísimas de la presentación anterior, comprobar que hay gente joven a quien también (¿todavía?) le palpita hasta el capilar más diminuto cuando ve esas fotos bellísimas… No he tenido la suerte de contar entre mis alumnos con “Alexv14”, pero hablo con él a menudo pues, además de ser compañero de mis exalumnos favoritos, participa en el concurso “El País de los Estudiantes”. Me da la impresión de que este chaval tiene una mezcla de sabiduría e inquietud adolescentes en la proporción adecuada y conveniente para atreverse a explorar ese terreno fascinante que es “el Saber”. Entre el compendio heterogéneo de disciplinas que Alex está descubriendo, juega con ventaja la Geografía y esa presentación de imágenes de la Tierra desde el cielo es la prueba: es más fácil conmoverse ante la visión del enorme costurón que es la falla de San Andrés que ante la demostración, por muy elegante que sea, de un teorema matemático.




















Últimamente estoy leyendo y releyendo artículos y libros de Zoología, ciencia que me apasiona por formación y por devoción. También es una disciplina ventajosa en el arte de embelesar a quien se acerque a ella: está llena de imágenes tiernas, aterradoras,crueles, amables, curiosas, bellas, enigmáticas... El mundo de los invertebrados, sin embargo, raras veces despierta tanto interés o simpatías. Arañas y escorpiones, insectos, gusanos, escolopendras y ciempiés, planarias, babosas… sólo sus nombres ya nos producen repulsión, asco… En esta fotografía, podemos ver unos gusanos, pertenecientes a un grupo llamado “nemertinos”, cuyos individuos viven aovillados en enjambres. Asquerosos, ¿verdad? Su nombre científico es Gordius sp. y tras su nombre se oculta una curiosa y conocida leyenda.
Antes que "Alexv14" hubo otro Alejandro, que la historia se encargó de apodar “el Magno”, quien, según mi parecer, era un geógrafo compulsivo en mayor medida que un militar expansionista. Imbuido de esa mezcla de sabiduría e inquietud adolescentes de la que hablaba antes –no olvidemos que el mismo Aristóteles fue su maestro-, Alejandro quiso conocer y hacer suyo el mundo conocido, adentrarse en el oriente persa y llegar más allá, siempre más allá…
En la antigua Frigia, catorce siglos antes de nuestra era, vivió un labriego llamado Gordio que llegó a convertirse en rey. En agradecimiento al dios Zeus, este rey depositó en el templo la yunta y el timón de su carro, atados con un nudo de lazos tan complejos e intrincados que nadie podía desatar: tanto era así que hacerlo constituía un desafío para cuantos viajeros pasaban por la ciudad del rey Gordio (quien, dicho sea de paso, fue padre del mítico rey Midas, que convertía en oro cuanto tocaba). Con el tiempo nació el oráculo: quien consiguiese deshacer el nudo de Gordio, llegaría a ser el rey de Asia, que era casi tanto como decir el dueño del mundo conocido. Alejandro Magno quiso afirmar su tenaz deseo de conquistar el mundo desatando el famoso nudo… Su ingenio, o tal vez su paciencia, no fue suficiente para conseguirlo de modo que, no queriendo renunciar a su sueño glorioso, sacó su espada y de un tajo dejó zanjado el asunto.
Conociendo esta historia puede que los gusanillos entrelazados de arriba ya no resulten tan antipáticos... En cualquier caso, para "Alexv14" y para todos los alejandros adolescentes que merodean por los pasillos y por las aulas, un consejo: desatad o cortar el nudo gordiano y dejad que se cumpla el oráculo. Haced vuestro el mundo conocido y desbrozar todo lo que podáis el desconocido. Y recordad que para conseguirlo sólo tenéis el tiempo de una vida.

7 comentarios:

Marian dijo...

Bien contento se puede poner nuestro (porque es un poco nuestro aunque no le demos clase, por presencia y por mérito propio) AlexV14 por haberte inspirado esta reflexión... Gracias por el texto, y por las fotos.

AlexV14 dijo...

Hola!!!!
Cuando vi el titulo ya me sorprendió, dije:
-¿Sobre los Alejandros? ¿Qué dirá?.
Y empecé a leer a leer... mayor fue la sorpresa a ver mi nombre, bueno el nombre no el nick,
-Pone mi NOMBRE!!
Gracias Antonio, ahora entre las fotos de la Tierra y la del caballito de mar lo del fondo de escritorio esta difícil pero casi mejor las de la Tierra (pienso yo)
Una cosa, la mayor ventaja que se tiene en algo es que te guste, a mi como me gusta la geografía hasta el punto de que es la carrera que me gustaría hacer, me es muy fácil aprenderme las cosas, ya que no es ningún castigo, ni rollo (para mi, para el del mensaje de Antonio del chico que decía que para que servía la geografía, seguro que no hay cosa peor)
última cosa el mundo conocido sera mio eso seguro pero aún no se que nudo cortar... Pero lo cortaré eso seguro, jeje.

Marian como me he equivocado al poner el código de seguridad se ha actualizado lo de los comentarios y he visto el tuyo :) me he puesto Happy. :) :D



Saludos!

AlexV14 dijo...

Hoy, unos meses después de este post, lo he vuelto a ver casi por casualidad. Y me ha vuelto a gustar tanto o más como la primera vez. Al leer mi propio comentario he leido, pienso ahora, a un "niño". Ahora creo que he madurado en estos 2 años que han pasado pero sin olvidar lo que precede a esto, aunque hay cosas que nunca cambian jeje. Y estoy muy orgulloso de poder contar con vosotros (Antonio, Marian, Tomás, etc...)
Un saludo. ;)

AlexV14 dijo...

PD: Ahora pondría al caballito de mar de fondo de escritorio.

Antonio dijo...

Me alegra que tu nievo fondo de escrotorio tire ahora hacia los caballitos ed mar (te van enganchando las ciencias, ¿no?), pero no te pongas etiquetas: puedes ser un hombre de ciencias sin dejar de ser un humanista (también puedes ser un ilustre letrado que se apasiona por las ciencias). El que se declara sólo "de ciencias" o "de letras" está renunciando a una parte inmensa del saber y nunca llegará a conocerse en profundidad ni a conocer a sus semejantes.

aleXV14 dijo...

Casi tres años después vuelvo a encontrarme por casualidad este post. Y no me canso de leerlo. Cada vez que leo lo escrito con anterioridad me doy cuenta de lo pequeño que se es y que no se para de crecer en todos los sentidos, al menos por ahora.

Los gustos cambian, pero la curiosidad persiste, aunque se cambie el tema a "investigar".

Seguramente me vuelva a pasar dentro de un año =)

aleXV14 dijo...

Más de 4 años más tarde, vuelvo a toparme con esta entrada, la he vuelto a leer, y he vuelto a leer mis comentarios.

Es increíble todo lo que se queda en internet. Es como encontrar unas fotos de hace años, las ves, ves como eras, como eran los demás, lo que pensaban y lo que pensabas, todo ello mientras sonries, recordando.

Yo, que ya no soy tan niño, y las vueltas que da la vida, no estoy estudiando Geografía, sino Ingeniería, y ese teorema matemático de la foto, nunca me paré con detenimiento a intentar leer lo que ponía, o si lo hice, no lo entendi. Hoy sí, Bolzano ni más ni menos, si la vista no me falla.

4 años después, ya ha pasado uno desde que dejé el instituto, y hay cosas, experiencias y personas que no se olvidan, que te marcan, momentos buenos y malos, de los que se aprende mucho.

De nuevo, gracias Antonio por dedicarme esa fantástica entrada en el blog, y ójala me vuelva a encontrar con esto por muchos años más.