05 diciembre 2006

Sobre la suerte de un alumno de Granadilla

Vicente León




La memoria entraña un acto de redención.
Lo que se recuerda ha sido salvado
de la nada.
(John Berger)



Hemos sabido por la profesora de la U.F.I.L "Virgen de África" que uno de los alumnos con los que participamos en el Programa de recuperación de pueblos abandonados en Granadilla ha sido detenido y repatriado a Marruecos. Se trata de Bilal Maghrqoui, que -al parecer- había entrado ilegalmente en España.

Cuesta entender que un día una persona esté a nuestro lado participando con toda normalidad en una actividad educativa y disfrutando para ello de una beca concedida por el Ministerio de Educación y Ciencia y al día siguiente pueda ser detenido, conducido al aeropuerto en un coche policial, introducido en un avión y puesto en su país en menos de tres horas.

Hay algo tremendamente inquietante en este hecho. Tanto que no da ninguna tranquilidad la presunción de que todo se ha llevado a cabo con las garantías del estado de derecho, y las conocidas palabras del poema de Bertolt Brech emergen casi solas de la memoria: Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó...

Los que participamos en la actividad con Bilal hemos escrito al Ministro del Interior para pedirle que se interese por el caso y para que, en la medida de lo posible, "se respete su voluntad de quedarse en España, así como para que la aplicación de la ley no frustre sus esperanzas y posibilidades de desarrollarse plenamente como ser humano, aquí entre nosotros".

También le hemos escrito a él, para que sepa que le recordamos y que su suerte no nos es indiferente.

Os mantendremos informados.

1 comentario:

Antonio Segundo dijo...

excelente texto, vicente