19 noviembre 2007

EL ACEITE DE LORENZO

MARINA CARCELÉN. 2º DE BACHILLERATO - C

Hemos visto en clase de Ciencia, Tecnología y Sociedad la película “El aceite de la vida” que narra la lucha de unos padres por conseguir una medicina que salve a su hijo de una grave enfermedad degenerativa. El padre, August Odone, economista y la madre, Michaela, lingüista, decidieron que la mejor estrategia para hacer frente a la enfermedad de Lorenzo era aprender todo lo posible sobre ella. Uno de los síntomas era la excesiva acumulación de ácidos grasos de cadena muy larga (AGCML) en la sangre, lo que provoca la destrucción de la mielina (una sustancia que rodea a las células nerviosas y sin cuya presencia éstas son incapaces de transmitir los impulsos nerviosos). Según se va destruyendo la vaina de mielina, el enfermo va perdiendo la capacidad de moverse, hablar, oír, y al final, de respirar. “Si la responsable es una acumulación de ácidos grasos vamos a darle una dieta muy baja en esos compuestos”, pensaron los padres y así lo hicieron… Pero, curiosamente, los AGCML no disminuyeron su nivel en sangre. William Rizzo, un médico investigador interesado en el caso, logró disminuir las concentraciones de AGCML usando ácido oleico en la dieta: el problema no era sólo metabólico, sino también dietético. Probaron con la hermana de Michaela un tratamiento experimental usando aceite de oliva y observaron que disminuían las concentraciones de AGML en sangre sin efectos secundarios. Decidieron entonces pasar a la práctica con su hijo Lorenzo, y su nivel de AGML disminuyó al 50%: Los Odone se plantearon que, si con ácido oleico se disminuía el 50% de los AGML, quizás existiese otro ácido que completase la labor. Buscaron cientos de ácidos y se decantaron por el erúcico, que se extrae de la colza. Nuevamente el conejillo de indias fue la cuñada, a la que en poco más de veinte días le bajó el AGCML a los niveles normales y lo que es más importante, ¡Lorenzo mejoró!. Hoy, décadas después de los hechos que narra la película, Lorenzo sigue vivo pero ya no se puede mover. Los padres de Lorenzo no se rinden. Ya hemos dicho que una vez destruida la mielina no se recupera. El nuevo proyecto en el que están trabajando trata de encontrar la manera de reconstruirla.


LA ENFERMEDAD

La enfermedad retratada en la película se llama ADRENOLEUCODISTROFIA (ALD). Esta enfermedad es debida a la pérdida de la mielina que rodea a las. Aunque hay muchas variantes, los síntomas de la forma de ALD mostrada en la película comienzan a la edad 5 a 12 años y la muerte ocurre dentro de un par de años desde que se manifiesta. Los síntomas (la demencia, pérdida de vista, perdida auditiva, perdida del habla y la capacidad de caminar) se atribuyen a la solubilidad y pérdida de la envoltura del mielina alrededor de las neuronas por una acumulación de los ácidos grasos saturados de cadena muy larga, (VLCSFAs ) en el cuerpo. Sin una envoltura de mielina, las células del nervio no conducen los impulsos nerviosos y las neuronas no conducen el mensaje para que se realice la contracción de los músculos y el paciente no pueda moverse.

3 comentarios:

Marian dijo...

Muy interesante, Marina. Enhorabuena.

Marina dijo...

Muchas gracias, espero que este pequeño trabajo nos anime a todos a realizar alguna cosilla para el blog, está interesante.
Gracias por la publicación.

Sheila dijo...

Hola Marina!Me llamo Sheila, acabo de ver la fantastica pelicula a la que dedicas tu articulo y fascinada por el tema he emprendido mi propia busqueda sobre la historia real que hay detrás de ella y tan bien sobre la enfermedad. Te felicito, tu escrito es claro y muy interesante. Deberias dedicarte a escribir. Saludos.